Cremas Para El Herpes Labial

Cremas Para El Herpes Labial
Califica este artículo!

Debemos comenzar este artículo recordando que el herpes labial es una infección producida por un virus, que se presenta comúnmente en la edad adulta y se contagia a través de besos y con el uso de objetos contaminados (labiales, pañuelos, vasos, tazas, por ejemplo).

Aunque se presenta mayormente en la etapa adulta, hoy en día, debido a hábitos poco saludables, también puede observarse en niños pequeños, debido a la costumbre de algunas personas de darles besos en la boca a bebés y niños, acarreándoles serias consecuencias en su salud.

Al contagiarse una vez este virus, permanece en el organismo para toda la vida, por lo que en el momento más inoportuno puede surgir de nuevo. Por lo general, antes de salir las ampollas, se presentan ciertos síntomas, por lo que puede comenzarse algún tratamiento para evitar que se haga más grave.

Un consejo es nunca tratar de disimular las ampollas con maquillaje, pues con esto, se retarda el proceso de sanación y se prolonga el tiempo de aparición de estas, y todo eso es lo que se busca evitar.

Aunque existen en el mercado algunas medicinas para el herpes, a continuación compartiré contigo las mejores cremas naturales para preparar en casa, que son muy efectivas para aliviar definitivamente los fuegos labiales en niños y adultos, a un muy bajo precio. Presta mucha atención y sigue todas las instrucciones.

Descubre Como Logré Curar Mi Herpes Definitivamente HAZ CLIC AQUÍ

cremas para curar herpes labial
cremas para los herpes labiales

Cremas Para Los Herpes Labiales

1- Yogurt con huevo y miel

Se mezclan muy bien, hasta formar una crema, una taza de yogurt con un huevo y una cucharada de miel de abejas, y se coloca con un algodón sobre las ampollas, dejando que seque. Luego de media hora se retira con agua tibia; esto se hace una vez al día. Puede refrigerarse.

2- Aloe vera

La sábila o aloe vera, es una planta con grandes propiedades que ayuda en muchas afecciones del organismo y por ende, también la piel se beneficia de sus grandes cualidades sanatorias. En este caso, colocando el gel sobre las ampollas, se calmara el dolor y se alivia el escozor.

3- Cáscara de Naranja

Se toma una cáscara de naranja fresca y se le retira la parte interna (la parte blanca), ésta parte blanca se tritura y se mezcla con una pequeña cantidad de agua para formar una pasta que se aplicará directamente sobre las ampollas. Se usa dos veces diarias (por ejemplo en la mañana y en la noche).

4- Tomate Verde y Miel de abejas

Se mezcla muy bien, hasta formar una crema, la pulpa de un tomate verde con una cucharada de miel de abejas y se coloca con algodón por encima de las ampollas.

5- Limón y Sal

Uniendo la cualidad antiséptica del limón y los beneficios de la sal, se exprime medio limón en una tacita y se le agrega una pizca de sal, se moja un hisopo en esto y se aplica sobre las ampollas. Es doloroso, pero muy efectivo.

6- Limón y Bicarbonato de Sodio

Igual modo de preparación y de uso. Las cualidades de ambos ingredientes son altamente eficaces en la cura de esta infección.

7- Perejil

Se toman unas cuantas hojas frescas y limpias de perejil, se machacan o trituran y se coloca esta pasta sobre las ampollas.

8- Aceite del Árbol de Té

Se considera que este aceite tiene grandes propiedades antimicóticas y antivirales. Se toma un hisopo, se embebe en este aceite y se coloca por encima de las ampollas. También puede usarse como enjuague bucal.

9- Aceite de Ricino

El modo de usar es idéntico al anterior. Se puede usar sobre el labio y como enjuague.

10- Regaliz

Aunque es un poco difícil de conseguir fuera de España, es muy eficiente para calmar las molestias del herpes labial. Se mezclan hasta formar una pasta, una cucharada de polvo de semilla de regaliz con una cucharadita de agua. Se coloca con un hisopo sobre la zona afectada, dejándola aproximadamente dos horas. Puede repetirse dos veces al día.

11- Agua oxigenada

Es importante mantener la zona afectada, bien limpia y lo más desinfectada posible, así que se recomienda limpiarla suavemente con un algodón embebido en agua oxigenada 2-3 veces al día.

Es muy importante, mantener una alimentación balanceada, además de una correcta higiene, tratar de mantener la calma y la serenidad en todo momento para no dar paso al estrés, ya que este es un factor altamente desencadenante del “resurgimiento” de este virus en las personas que lo padecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *